Escrito por: Omar Orozco - Réquiem

ENFOCA TU MENTE - TRACEUR PROJECT - PARKOUR MÉXICO

Vaya al Contenido

Menu Principal:

ENFOCA TU MENTE

ARTÍCULOS > PARKOUR
 
 

El parkour posiblemente sea una de las actividades que exigen a quien lo realiza estar enfocado constantemente, puesto que uno necesita estar altamente concentrado al realizar un desplace para así evitar lastimarse al caer mal, o no precisar con exactitud el lugar de la caida. La concentración es la habilidad de enfocarse completamente en algo por un periodo de tiempo. Cuando los traceurs se concentran bien pueden tomar la mejor información que necesitan para tomar las mejores decisiones y adaptarse a su ambiente.

TRABAJAR CON DISTRACCIONES

No puedes permitirte fallar en un movimiento mientras trazas debido a las distracciones que se encuentran a tu alrededor. Es imposible evitar que la gente a tu alrededor hable, que los niños jueguen mientras tu trazas, o que estés a lado de una avenida con tráfico y que los carros continuamente esten pitando sus claxons. Al igual que puedes escuchar a tus compañeros de equipo deslizar sus suelas por la pared contínua o alguien haciendo una precisión justo detrás de ti. Siempre tendrás factores que te distraen ya sean de manera auditiva o visual por lo que debes aprender a lograr poder concentrarte fuertemente ya que uno nunca sabe en que momento se presentará una distracción que podría hacerte perder más que el paso. Podría presentarse en el momento justo en el que estás a punto de realizar un desplace en una barda que se encuentra a una altura tal que provoque una lesión en ti al colocar mal la mano o al caer en mala posición.

LLENAR TU MENTE CON LO QUE REALMENTE IMPORTA

Es importante tener siempre en cuenta que cuando estás trazando lo único que importa eres tú y tu ambiente. Dejar en segundo plano el entorno inmediato. No puedes hacer que desaparezcan las cosas que te distraen, sin embargo puedes dejarles de dar atención a las mismas. Ten en tu mente sólo lo necesario para realizar esa precisión que quieres, olvídate de lo demás. Lo único que necesitas es concentrarte en saltar alto, generar tu parábola, saber donde vas a caer y amortiguar bien. No necesitas estar pensando en los pagos de tu tarjeta de crédito, en tu examen de mañana, en tu pariente enfermo, en tu pareja enojada; ya tendrás el tiempo para pensar en ello, ahorita estás en una barda y quieres llegar a otra por lo que tienes que pensar las cosas correctas. Por lo que la regla sería: no hagas caso a las distracciones que están a tu alrededor, y sólo ten en tu mente lo necesario.

DESENFOCA

El cuerpo humano de manera natural tiende a desenfocar las cosas para centrarse en las cosas importantes. Es por ello que los magos utilizan el poder hacerte centrar tu atención en una de sus manos para poder esconder la moneda con la otra y todo frente a tus ojos. De hecho nosotros lo hacemos de manera involuntaria, cuando te encuentras en una plaza comercial y está lleno de gente y todo el mundo está hablando; el hecho de que puedas platicar con alguien y poder concentrarte en lo que esa persona te dice es precisamente la capacidad que tenemos para enfocar nuestra atención en lo que queremos. Tal vez no te das cuenta pero podemos simplificar lo que oímos, sin esta habilidad sólo escuchariamos ruido. Es por eso que cuando te encuentras en una situación así, eres tú quien determina qué es lo que quieres escuchar y que no. Lo que escoges se escucha de manera fiel y lo que no se vuelve parte de un canal difuso que se une a todos los demás ruidos que se encuentran en el ambiente.

Ahora bien nosotros podemos bloquear hasta cierto punto lo que se oye; así cuando estás ante un movimiento, puedes silenciar tu ambiente para poderte concentrar mejor.

Visualmente tenemos la misma capacidad, podemos visualizar con mayor atención un objeto mientras los demás objetos que se encuentran en la misma escena se pierden. Puedes enfocar el lugar donde vas a caer y hasta cierto punto desenfocar (volver borroso) todo lo demás. ¿Para qué nos sirve esto? Simplemente para concentrarte y decirle a tu mente que se enfoque en la información que realmente es vital procesar. A qué distancia se encuentra el objeto, cuánto espacio existe para colocar los pies, a qué altura, qué tanta fuerza necesito al brincar; se vuelven pensamientos más importantes que estar pensando en las personas alrededor tuyo que se frenan a observar lo que haces, o el niño que corre junto a ti, entre otras muchas cosas que pasan alrededor tuyo.

VISIÓN PERIFERICA

Pensemos en lo contrario en poder tener en vez de la menor y más vital información posible, en poseer la mayor cantidad de información en tu mente. Dentro de nuestro repertorio de habilidades tenemos la visión periférica que nos permite precisamente eso.

Este tipo de visión es una habilidad que tiene el cuerpo de ampliar el campo visual de nuestros ojos. Le llaman el "ver sin mirar" y lo que se refiere es que nuestra vista tiene un espacio de visión focal que es hacia donde apuntan nuestros ojos pero que a su vez tiene un rango alrededor en el que se alcanza a distinguir información. Un ejemplo es un futbolista que utiliza la visión periférica para saber donde están sus compañeros sin necesidad de voltear a verlos directamente.

Apróximadamente tenemos una visión períferica de 180° alrededor de nuestra cabeza. Este recurso lo utilizamos a cada momento, otro ejemplo es que al manejar, sabes que tienes un carro a tu lado sin necesidad de tener que voltear la cabeza completamente para comprobarlo, sabes que hay un objeto a tu izquierda, simplemente no sabes realmente detallar que es exactamente, sabes que es un vehículo, pero tu visión no te permite decir con exactitud el modelo, color y otros detalles más específicos.



Quieres saber cuál es el rango de tu visión periférica haz lo siguiente:

1.- Mira directamente delante de ti. Extiende los brazos hacia cada lado hasta donde no puedas ver tus manos. Entonces, meneando los dedos, lentamente empieza a llevar tus brazos hacia delante hasta que de reojo notes como se mueven los dedos. Éste es el rango periférico de tu visión.
2- Ahora extiende las manos por encima de tu cabeza, y sin mover tu cabeza busca los dedos que se menean mientras lentamente bajas los brazos. Cuando ves por primera vez los dedos, éste es el rango vertical de tu visión.
3- Ahora, desenfoca los ojos para abarcar la enorme área que forma tu completo campo de visión. Estudios mencionan que al enfocar perdemos un porcentaje de la visión periférica. Intenta el mismo ejercicio enfocando y desenfocando tu visión central.


Ahora bien, para que nos sirve esto, muy fácil al igual que al ir en un carro y saber que existe a tu alrededor al manejar. Al trazar entre más información de tu ambiente tengas mejor, te permitirá determinar posibles lugares para poner tus pies sin necesidad de irlos rastreando con la mirada cada vez que das un paso, o saber si otro traceur se aproxima por un lado directamente a una colisión contigo.

AHORA BIEN, ENFOCO O DESENFOCO??

Todo es parte de lo mismo, la visión periférica no se puede desactivar. En cuanto tú estés enfocando tu mirada en un objeto en el que realizarás un desplace y desenfoques tu alrededor, tu visión periférica permanecerá dándote información de lo está sucediendo en tu entorno, ya de ti depende que tanto atención le pones a ello.

Al igual que con lo que oyes, jamás podrás dejar de percibir auditivamente lo que pasa a tu alrededor por completo, simplemente puedes determinar qué es lo que quieres escuchar y que no.

RECOMENDACIONES FINALES:

  • Recuerda tener en tu mente la información que realmente es vital procesar.

  • Ten cuidado al enfocar o concentrarte en un objeto, ya que puede existir un objeto anterior que descuidemos. A muchos nos ha pasado que al intentar hacer un mono precisión, uno se concentra desde el inicio en la recepción del objeto a caer, y se olvida del objeto en donde se tiene que realizar el monkey por lo que resulta en que te pegas en las rodillas o se te resbalan las manos. Siempre enfócate en lo que estás, primero concéntrate en pasar el obstáculo y después en donde vas a caer.

  • Como todo es práctica, poco a poco podrás irte separando de tu entorno para poder concentrarte mejor ante un desplace que así lo requiera, o en su contraria expandir tu atención en un recorrido donde podrás percibir mejor lo que te rodea.

  • No desesperes, tu mente, al igual que tu cuerpo necesita ser entrenada.

  • Si estás a la mitad de la calle, por favor no dejes de escuchar que se acerca un microbus a tu derecha je.



VER OTROS ARTÍCULOS DE...

PARKOUR   /    SALUD   /    ENSEÑANZA

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal